Mil veces me he visto en estas, corriendo detrás de alguien o algo y me siento tan y tan feliz cuando lo obtengo o lo alcanzó que siento que agarro el cielo con las manos, pero en cambio si lo pierdo… En ese momento me quedo sin tapete, el mundo colapsa y pierdo el rumbo. Analizando el asunto me doy cuenta que una vez mas he puesto mi felicidad a depender de personas o circunstancias ajenas a mi.

Pero quien no ha llorado por esa persona que se marcha de nuestras vidas? Como recordar en tan critico momento que la felicidad es nuestra naturaleza e inherente a mi esencia? Justo en ESE momento tenemos una oportunidad de oro para viajar a nuestro interior y descubrir aquello que nos molesta. Una cosa es que el/ella se vaya de nuestro lado y otra completamente diferente lo que esto destapa, por ejemplo el hecho de no querer estar solos con nuestros pensamientos, emociones y sentimientos o que el ego grita “termine solo y abandonado” o que tal esa otra voz que dice “otro fracaso” o “no gano suficiente dinero, no tengo una carrera, no me gusta mi trabajo, no se cómo alcanzar mis metas, quien me va a querer así, definitivamente es imposible ser feliz,  que fácil es encontrar el amor pero que difícil es mantenerlo”  Así acabamos de descubrir que la inconformidad es con nosotros mismos y que todo absolutamente todo de lo que sucede afuera es solo una distracción que usamos como herramienta para cubrir todo aquello que representa una amenaza para nuestra estabilidad, por eso tropezamos mil veces con la misma piedra, por no enfrentar y aceptar lo que somos y lo que llevamos bien adentro. Ya que se destapo la olla podemos aprovechar para ver estos elementos desde otra óptica y es que en realidad para encontrar el camino hay que perderse varias veces. Vamos a escoger una de esas frases que nos grito el ego anteriormente y vamos a sonreír mientras la repetimos primero en voz baja y luego en voz alta, así de sencillo, aunque al principio nos cueste y se sienta forzada  con la práctica se va flexibilizando nuestra mente y más fácilmente va saliendo esta sonrisa de forma natural, también recomiendo para estos casos el uso de un cuarzo rosa, ya que  actúa al nivel del corazón recordándonos que somos amor infinito y pura compasión, provee con una sensación de plenitud y tranquilidad, el cuarzo rosa también carga una vibración que ayuda al proceso de sanción emocional y sobre todo nos despierta ese gran amor y gran romance que debemos tener con nosotros mismos, puesto sobre el corazón es de gran ayuda, en la garganta endulza las palabras y en el tercer ojo nos ayuda a ver todo con más belleza. Una manera simple de llevar luz a tu alma y retomar el camino a tu esencia feliz.

Comentarios

comentario

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com